Catch-22 trampa en España

 

Catch-22 (trampa 22) es el libro que en 1961 publicó el escritor americano Joseph Heller. Fue un éxito sin precedentes. No solamente por su tono antibelicista, sino por lo bien que reflejaba lo que es una paradoja, o si queremos, un callejón sin salida.

Relato el argumento de manera breve. En catch-22 el protagonista es elEscuadrón 256, que está destinado en la isla de Pianosa, situada en la parte occidental de Italia. El Escuadrón 256 es un equipo de combate aéreo, liderado por el capitán Juan Yossarían. En principio el Escuadrón está preparado para subirse cuando sea necesario a su bombardero y desarrollar la misión de combate que les sea encomendada por el Alto Mando Aliado.

Sin embargo, en realidad todos los miembros del Escuadrón 256 están aterrorizados con la misión de combate que se les encomiende, y no quieren volar. De acuerdo con el reglamento que rige las situaciones de baja en combate en el ejército americano (la regla catch-22), pueden darse alguna de estas dos situaciones:

1)      El que quiere dejar de volar puede notificar a su mando que desea unarevisión médica en la que se certifique la mala salud psicológica del miembro del Escuadrón. Sin embargo, una notificación de estas características es prueba precisamente de racionalidad, de que la persona que supuestamente está en mala forma psicológica en realidad no lo está: ergo puede volar

2)      Por tanto, la manera de demostrar que estás loco, es no solicitar la revisión médica, y mostrar tus deseos de volar, incluso en misiones muy peligrosas; pero si no solicitas la revisión médica, no obtienes la baja, con lo cual, al final el resultado es el mismo: tendrás que volar.

El libro tuvo tantísimo éxito en su momento que el título ha pasado a convertirse en una expresión coloquial en inglés. Estar en un catch-22 es estar en una situación circular de la que no hay salida lógica.

Pues bien, el Memorándum con 37 puntos que se aprobó ayer para el rescate español es precisamente eso: una situación circular que deja a España en una situación sin salida. Es, como en el libro de Heller, una trampa mortal. Me explico.

Lo que tenemos el Memorándum, hasta el punto 28, son lo que podíamos llamar un conjunto de medidas de “condicionalidad limitada”, es decir, las condiciones que se le aplica al sector financiero español para recibir la ayuda solicitada. Se pueden discutir algunos de sus detalles, pero con carácter general, hasta ahí, todo correcto. Eso es lo que nos había dicho el gobierno hasta ahora, que la condicionalidad sería limitada y que solamente se aplicaría al sector financiero.

Pero eso no es cierto, y el Gobierno nos vuelve a mentir gravemente sobre este punto, porque el Memorándum incluye 3 puntos más (puntos 29, 30 y 31), que son lo que podríamos llamar de “condicionalidad ampliada”. Es decir, las condiciones que se imponen, por el rescate al sistema financiero español, al Estado español, y con él, a todos los ciudadanos españoles. Me referiré brevemente a ellas:

1)      Se requiere que España siga comprometida con su senda de reducción del déficit, que acaba de ser revisada. De acuerdo con ello, Rajoy acaba de presentar el mayor ajuste de la historia española, un ajuste de unos 60.000 millones de euros para el período que va de este año a 2014

2)      Se recuerda que España debe hacer las siguientes reformas, llamadas estructurales, esencialmente dos (que en realidad son recortes, no reformas):

a. Subidas de impuestos

b. Reducción de funcionarios y recorte de su estatuto (lo que a su vezrepercutirá de manera negativa en el mercado “privado” de trabajo, dejemos de analizar función pública y mercado de trabajo como compartimentos estancos: lo que pasa en el primero solamente anticipa lo que acaba pasando en el segundo)

200px-Catch22

Por tanto, nos encontramos en un catch-22 (en este caso, en un catch-37). Si no haces las reformas que te digo que tienes que hacer no te ayudo y por tanto te caes por el abismo. Pero si las haces, te pones la soga al cuello, porque nunca serás capaz de crecer. Por tanto, como en el libro de Heller, al final tendrás que volar, lo que en este caso se traduce en que al final te despeñarás por el precipicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *