Los ahorradores retiran 40.000 millones de sus depósitos bancarios

La crisis de confianza y la incertidumbre acerca del devenir económico de los próximos meses está provocando que los ahorradores españoles retiren sus ahorros de los depósitos bancarios. Al cierre del pasado mes de noviembre de 2011, el capital depositado en las entidades españolas sumaba cerca de 1,42 billones de euros, 40.000 millones de euros menos que en la misma fecha de un año antes.

La explicación de esta fuga de depósitos se debe a que las familias podrían estar derivando sus ahorros hacia entidades de plazas financieras con menor riesgo de contagio de la crisis griega, como Alemania y Francia, según señala Bloomberg.

Sin embargo, fuentes del sector señalan que la retirada de depósitos de las entidades financieras también podría deberse a que la oferta de ahorro se ha diversificado, al entrar en juego opciones como los pagarés emitidos recientemente por las entidades, con unas rentabilidades más atractivas que las de las imposiciones a plazo fijo. En este sentido, sólo hasta finales de octubre, las entidades españolas emitieron cerca de 8.000 millones de euros en estos instrumentos financieros.

Así mismo, cada vez más ahorradores confían en los productos ofrecidos por el sector asegurador como vía para canalizar sus ahorros. Al cierre de 2011, el volumen de ahorro gestionado por el seguro de Vida creció cerca de un 5%, hasta superar los 153.000 millones de euros, según los datos de Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras (ICEA) publicados por Unespa, la patronal del sector asegurador.

Sin embargo, los datos del Banco Central Europeo (BCE) indican que mientras los depósitos de Grecia, Portugal, España e Italia disminuyen, el ahorro custodiado por las entidades alemanas y francesas se mantiene en máximos. Así, al cierre de enero, los bancos galos gestionan 1,91 billones de euros en depósitos, un 2,2% más que en diciembre, mientras que los bancos germanos alcanzan los 3,08 billones, un 0,32% menos que al cierre de 2011.

Los bancos españoles fueron las entidades más castigadas por la disminución de los depósitos en la recta final de 2011. De acuerdo con los datos de la Asociación Española de Banca (AEB), los ahorros de los depositantes sumaron 657.245 millones de euros hasta noviembre, 27.500 millones menos que un año antes. Por parte de las cajas de ahorros, esta cifra ascendía a 771.539 millones de euros, un 1,6% menos, lo que supone la retirada de cerca de 13.000 millones de euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *