Rusia pide a Naciones Unidas que apruebe el envío urgente de observadores a Siria

  • Pretenden supervisar el cumplimiento del plan de paz presentado por Annan
  • La oposición denuncia que el régimen de Asad continúa bombardeando
  • 18 personas han muerto este miércoles, según el Observatorio Sirio de DDHH
  • La ONU cifra en 9.000 los muertos desde el inicio de las revueltas

Rusia ha pedido a la ONU que apruebe el urgente envío de una misión de observadores a Siria que supervise el cumplimiento del plan de pazpresentado a Damasco por el mediador internacional, Kofi Annan.

«Abogamos porque los observadores se personen en Siria cuanto antes para la supervisión del cumplimiento de las propuestas del plan de Annan», ha afirmado el viceministro de Exteriores ruso a la agencia Interfax, Guennadi Gatílov.

El diplomático ruso ha destacado la urgencia de que observadores internacionales supervisen, «en particular, el alto el fuego y el repliegue del armamento pesado de las ciudades» del país árabe.

«Por supuesto, para ello se necesita una resolución u otra decisión del Consejo de Seguridad de la ONU que apruebe el envío a Siria de los observadores, su mandado y las características de la misión», ha agregado.

La oposición denuncia que continúan los bombardeos

El régimen sirio ha continuado bombardeando bastiones rebeldes este miércoles a pesar de la promesa de retirar sus tropas para cumplir el plan de paz del enviado internacional Kofi Annan. Los activistas han recibido informes de continuos ataques, según la agencia France Press.

«Desde la frontera con Turquía, en el noreste, a Deraa, en el sur, prosiguen las operaciones militares«, ha asegurado el presidente del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), Rami Abdel Rahman.

El coronel Qasem Saadedin, portavoz del ELS en el interior de Siria, ha explicado a Efe por teléfono que las tropas siguen desplegadas en los mismos lugares y atacan a la población civil, en oposición a las informaciones de que el régimen había comenzado la retirada de sus efectivos de los centros urbanos.

Además, Saaedin ha señalado que los ataques se han intensificado contra las ciudadesdonde todavía se celebran manifestaciones de la oposición y que los bombardeos han castigado en esta jornada Alepo (norte), Damasco, Deraa (sur), Homs (centro) y Deir el Zur (este), así como las poblaciones situadas en las inmediaciones de estas urbes.

Al menos 18 personas han muerto este miércoles, la mayoría civiles, principalmente en bombardeos en la provincia de Homs, ha informado el OSDH.

La retirada de los tanques y el armamento pesado son los puntos principales de plan de paz de Anan, que Damasco se comprometió a aplicar. Por su parte, los insurgentes dicen que no bajarán los brazos hasta el cese de violencia.

 

Esta previsto que un equipo de la ONU llegue a Siria en las próximas 24 horas para preparar el terreno ante el eventual despliegue de una misión de observadores.

Según la ONU, desde el inicio de las protestas contra Al Asad hace poco más de un año, unas 9.000 personas han perdido la vida en Siria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *